Jeep Renegade, cinco razones para elegirlo

eep es una de esas marcas que evocan sentimientos muy especiales, un fabricante que posee una interesante historia con muchas de sus páginas escritas en el rigor de la Segunda Guerra Mundial. Pero claro que sus orígenes bélicos nada tienen que ver con sus actuales preceptos, porque una vez finalizado el conflicto las maquinarias comenzaron a producir vehículos especialmente diseñados para las aventuras al aire libre, ejemplares equipados con un tren motriz irrompible y que lucían un diseño que caló hondo en el corazón de los aventureros.

En nuestro país Jeep está representada por el grupo SK Bergé, un importador con una dilatada trayectoria y en cuyo catálogo se ofrecen cinco interesantes alternativas: Renegade, Compass, Cherokee, Grand Cherokee y Wrangler. Y en esta oportunidad profundizaremos en los principales atributos de Renegade, el cuadriforme ejemplar que la marca levantó sobre la plataforma Small Global, cimiento que también se utiliza en el Fiat 500X.

El abanico de versiones del Renegade está compuesto por cuatro variantes, todas provistas de un motor gasolinero E-Torque de 1.8 litros que produce 132 CV a 5.250 rpm y un par máximo de 185 Nm a un rango de 4.500 vueltas por minuto; la transmisión puede ser mecánica de cinco velocidades o automática de seis, y solo se ofrece con tracción delantera.

Mide 4.232 mm de largo, 2.022 mm de ancho (con espejos), 1.690 mm de alto y cuenta con una distancia entre ejes 2.570 mm; en el compartimiento de carga puede recibir entre 524 y 1.439 litros. La lista de precios comienza en $12.990.000, monto que incluye los bonos de rigor, un valor muy aterrizado para un producto que cumple varios objetivos, tanto en la ciudad como fuera de ella.

Revisemos entonces los cinco argumentos que más pesan al momento de decirse por este juvenil integrante de la gran familia Jeep.

1) Es una marca con historia y un referente en materia de calidad

El Renegade pertenece a una de esas casas icónicas, es obra de un fabricante que ha forjado su prestigio produciendo ejemplares altamente valorados, durables, imparables y endulzados con ese toque aspiracional que todos buscamos. En su catálogo no hay espacio para mediocridades, y eso es lo que mantiene fidelizados a sus adherentes, esa calidad intrínseca y palpable que justifica los precios anunciados en los puntos de ventas; todas sus creaciones poseen un carácter aspiracional… desde el compacto Renegade hasta el fornido Wrangler.

2) Su presencia en Chile infunde confianza en los usuarios

Este fabricante está desde hace muchos años presente en nuestro país, y su gestión es supervisada por SK Bergé, un nombre que también ha ayudado a escribir la historia del mercado automotor local. A lo largo de todo Chile cuenta con puntos de ventas y servicios, con personal experto y conocedores de sus modelos, una extensa red que por supuesto garantiza la mejor atención sin importar hasta donde el usuario haya llegado con su vehículo.

3) El Renegade heredó los rasgos del clásico Willys

Solo basta con mirar este modelo para encontrarle las similitudes con el legendario Willys de la Segunda Guerra Mundial. Comenzando por los focos redondos en la proa para seguir con esa mascarilla compuesta por siete barras erguidas, y hasta terminar con los faros traseros que imitan las nervaduras de los bidones de combustible que portaban los Jeep en tiempo de guerra.

4) El line up es sencillo y el equipamiento abundante desde la base

Cuatro versiones son más que suficientes para atender las necesidades de los compradores, un abanico que se simplifica aún más con la presencia de una única planta motriz y de dos transmisiones; los precios van desde $12.990.000 hasta $15.990.000. Tomando como referencia la versión Sport con caja mecánica, señalamos la presencia de doble airbag frontal, asistencia de frenado de avanzada, asistencia en pendiente, control de estabilidad, mitigación electrónica antivuelco, sistema de amortiguación para balanceo de remolque, anclajes Isofix, asistente de estacionamiento ParkSense y frenos ABS, entre otros ítems.

5) Sus capacidades para el off road son su mejor credencial

Si bien el Renegade no cuenta con tracción a las cuatro ruedas, al menos no las unidades disponibles en nuestro país, en la ficha técnica destacan sus habilidades innatas para el off road.  Por supuesto que rueda bien sobre asfalto, aunque son esos 171 mm de despeje a piso, junto a sus ángulos de ataque y salida de 17,9° y 29,7°, respectivamente, para terminar con sus 21,2° de ángulo ventral, los puntos que más motivan a los usuarios amantes de la vida al aire libre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.